Con Pago Fácil, los compradores te pueden pagar con tarjetas, transferencias y efectivo a través de una interfaz unificada e intuitiva, y tú podrás llevar el control de todas tus transacciones desde un solo lugar. Pero lo mejor de todo es que no necesitas tener una página web para poner en marcha una idea de negocio y cobrar con Pago Fácil, gracias a las funcionalidades de botones y enlaces de cobro.

¿Cómo funciona?

Para comenzar a recibir pagos con Pago Fácil sin tener un website, basta con seguir los pasos de este tutorial, pero tomando en cuenta lo siguiente:

  • En el paso 2, el tipo de servicio debe ser SIN ECOMMERCE y en el campo Url Servicio debes poner un enlace al que retornen  los clientes opcionalmente después de realizar el pago
  • En el paso 4, fíjate en las funcionalidades de botones de cobro y enlaces de cobro

¿Cuál es la diferencia entre los botones y los enlaces de cobro?

Los botones de cobro te permiten disponer de un enlace reutilizable que al visitarlo despliega un formulario para colocar nombre, correo electrónico y monto (en caso de que lo hayas definido con monto variable), como una mini-tienda en línea para realizar un pedido; mientras que los enlaces de cobro, son únicos para cada cliente, ya que el correo electrónico del cliente y el monto lo defines tú previamente, por lo que deben ser compartidos directamente con quien hará el pago.

Ahora algunas ideas que puedes poner en marcha...

  • Instagram: Además de la forma tradicional de vender en Instagram con Pago Fácil, si tienes acceso a funcionalidades especiales de Instagram como los enlaces en las stories o Instagram Shopping, ¿qué etás esperando para usar los botones de cobro de Pago Fácil y ofrecerle una experiencia de compra más directa a tus clientes? También existen servicios de terceros que te permiten convertir tu cuenta de Instagram en un ecommerce, poniendo un enlace en tu bio que lleva hacia una réplica de tus publicaciones, pero en la que los enlaces que hayas puesto en cada publicación son clicables. ¡Wao!
  • Facebook: En Facebook puedes operar igual que en Instagram, con un botón de cobro general para la página, e incluso con enlaces en cada publicación. Si tienes acceso a funcionalidades especiales, como la de habilitar una tienda directamente en Facebook, puedes configurar que el pago de los productos sea en un enlace externo. Adivina... ¡Así es! Le pones a cada producto un enlace de un botón de cobro
  • WhatsApp: Si usas WhatsApp para atender a tus prospectos y clientes, ya tendrás su permiso para enviarles de vez en cuando algunas fotografías de tus nuevos productos junto a un enlace de un botón de cobro donde pueden comprarlo directamente. ¿Te quieren comprar varias cosas a la vez? Hazles un enlace de cobro personalizado con el monto total a pagar
  • Email: El Email Marketing es muy poderoso. Digamos que ya tienes una lista de suscriptores a los que les envías un boletín con novedades o algo por el estilo. Pues a través de una buena plantilla puedes maquetar un vistoso catálogo de productos que se pueden comprar directamente si los enlazas con el botón de cobro de Pago Fácil. Al comprador le llegará al mismo mail la confirmación y detalles de su compra. Así que definitivamente el correo electrónico hará las veces de tienda en línea
  • Presencial: Si lo que ofreces es un servicio presencial, por el que te contratan llamándote por teléfono o algo así, no te quedes sin prestar ese servicio cuando el cliente quiera pagarte con tarjetas o transferencias. Antes o después del trabajo, le envías un enlace de cobro cómodamente a su mail
  • Complemento a tu tienda física: Si aún no tienes punto de venta en tu tienda, no hay por qué perder ventas. Pago Fácil puede ser una alternativa para cualquier cliente que revisa su mail desde su smartphone. Le envías el enlace de cobro en pocos segundos, paga con el medio de su preferencia ¡y listo! Incluso puedes recibir pedidos por teléfono y hacer entregas a domicilio, siempre enviándole el enlace de cobro al cliente y verificando el pago
  • Lo que se te ocurra: Las ideas de negocio son ilimitadas. Y no solo de negocios... Imagina que tienes una fundación y necesitas recaudar fondos. Ahora imagina que organizas un evento de caridad y repartes un folleto a los asistentes que tiene impreso un código QR que lleva a... ¡Exacto! Un enlace de un botón de cobro. Pan comido

¡Destácate de entre tu competencia! Ofrécele a tus clientes una forma fácil de pagar, con distintas opciones disponibles en un solo lugar.

¿Encontró su respuesta?